22 | Jul | 2020

Centros comerciales: El valor de la prevención de incendios

El 30% de los incendios estructurales (dentro de un edificio) no residenciales ocurren en almacenes. Las pérdidas ocasionadas durante un incendio en almacenes son tres veces mayores que en otro tipo de instalaciones.

Los centros comerciales hoy en día se han convertido en sitios que permiten la comercialización de productos y servicios dentro de cualquier zona comunitaria tenga el tamaño que tenga, adicional a que se han convertido en un punto de encuentro y esparcimiento para familias que aprovechan recorrer estos espacios como forma de distracción, haciendo inconcebible la idea de que dentro de una ciudad o pueblo no exista un centro comercial.

Incendio en centro comercial, Kémerov, Siberia. Fuente: El Universal

El diseño y planeación de los mismo en ocasiones toma como referencia complejos de otros países, puesto que la cantidad de visitantes y la oferta comercial favorecen al desarrollo económico de su ubicación, pero de igual forma estos espacios se convierten en zonas de riesgo y están expuestos a sufrir incendios por las siguientes características:

  • Los centros comerciales cuentan con zonas de almacenaje, depósitos o estantes que no cuentan con sistemas de detección temprana

  • La forma en como están diseñados los pisos de exhibición pueden obstruir una adecuada detección o impedir que los agentes lleguen hasta el origen del incendio lo que imposibilidad la completa extinción de mismo.

  • Es posible que existan tiendas que manejen producto inflamables o combustibles como pinturas, materiales de limpieza, gases comprimidos, los cuales no se pueden prohibir, pero si deben ser controlados. Además, en ocasiones estos centros comerciales pueden ser parte de un hotel, aeropuerto o estadio, en donde la configuración puede aumentar los riesgos.

Según datos ofrecidos por The probability of Fires in Warehouse and Storage premises, el 30% de los incendios estructurales (dentro de un edificio) no residenciales ocurren en almacenes. Las pérdidas ocasionadas durante un incendio en almacenes son tres veces mayores que en otro tipo de instalaciones.

Un incendio puede ocurrir en cualquier tipo de instalación tenga el uso que sea, la clave para minimizar los daños y mortandad se encuentra en la efectiva instalación de sistemas de detección y supresión de incendios desde el momento de la construcción del centro comercial y no en la operación de este. Es así, que los criterios de protección contra incendio para centros comerciales deben estar desarrollados y alineados a los objetivos de seguridad humana que deben consistir en:

Incendio centro comercial, Tampico 30 abril 2019. Fuente: Milenio
  • Avalar que se provea un grado superior al mínimo requerido de protección para la seguridad humana tanto de clientes, empleados, vecinos y personal de bomberos.

  • Garantizar que los daños a la propiedad sean mínimos desde el punto de origen y por ningún motivo se extiendan.

  • Garantizar que la operación de los sistemas de supresión no sea interrumpida y tenga capacidad por tiempos mayores conforme al diseño de este.

  • Limitar el impacto ambiental causado por el incendio.

Inculcando la cultura de prevención

Los criterios disponibles para seguridad humana aplicables a la construcción, protección y ocupación, necesarios para minimizar los riesgos de incendios incluyendo la detección de humo, calor y gases tóxicos se encuentra en la NFPA 101 y 1. Los aplicables a tiendas departamentales tanto existentes como nuevos son los siguientes:

Detección

Los detectores de humo proveen el beneficio de alertar en caso de un incendio a clientes y personal en general, pero es importante considerar que además de esto, lo que salva más vidas es que estos detectores estén conectados a un sistema de supresión funcional instalado desde el diseño del sistema, es decir, que, en caso de presentarse una amenaza, se debe saber cómo se realizará la evacuación, la supresión y cómo se minimizaran las pérdidas. En caso de que la supresión sea manual, es indispensable que haya un sistema de detección temprana a fin de alertar a las brigadas o bomberos a tiempo.

Además, de los detectores de humo, es necesario considerar dispositivos que permitan la detección de calor o gases tóxico ya que no todos los incendios presentan humo en sus etapas tempranas. La ubicación y esparcimiento de estos detectores, deberá basarse en los flujos de humo y calor considerando factores como la forma, superficie y altura del techo, así como la configuración del almacenamiento, las características de combustión y el medio ambiente.

Otro aspecto del diseño de un sistema de detección de un Centro Comercial es que se puede diseñar correctamente en áreas ocupadas o de almacenamiento por las áreas encima de los falsos techos y/o ductos de comunicación vertical, como plomería, electricidad, elevadores, etc. son considerados como espacios confinados no combustibles y normalmente no se protegen con rociadores de agua o detectores de humo, además de que los dispositivos colocados debajo no serán capaces de detectar algún posible incendio.

Dentro de estos complejos existirán campanas de cocina industriales que deben ser protegidas apropiadamente con sistemas automáticos de químico húmedo (wet chemical).

Notificación

La notificación de los ocupantes de las instalaciones es normalmente realizada por mecanismos de sirenas y estrobos, complementados por un sistema de voceo ubicado estratégicamente para alertar a todos los ocupantes y es el más recomendado para aplicaciones en Centros Comerciales.

En este punto es importante considerar que por cultura las personas tienden a evacuar las instalaciones por instrucciones precisas de a dónde dirigirse.

Evacuación

La evacuación en centros comerciales es realizada a través de las rutas claramente establecidas por los complejos desde el momento de la construcción, proveyendo un suficiente número y capacidad de vías preestablecidas que aseguren una pronta evacuación de las instalaciones. La ruta de evacuación apropiadamente diseñado provee un mecanismo que permite a los ocupantes de las instalaciones alcanzar una zona de seguridad que garantice su protección.

Supresión contra incendio

Normalmente un centro comercial y el sistema de supresión que lo protege, si se habla de un sistema hidráulico, contar con una bomba eficiente y reserva de agua exclusiva y que esté disponible todo el tiempo para su uso en caso de una emergencia. Si la capacidad de caudal a la presión residual requerida esta diseñada para un sistema semiautomático de mangueras contra incendios, entonces este está enfocado a un incendio en sus comienzos o a un ataque inicial por parte del personal capacitado.

Si el incendio puede contenerse dentro de la misma tienda donde se origina, se minimizarán las pérdidas. La realidad es que, en el caso de supresión por parte de bomberos o uso manual con mangueras, se puede requerir casi 10 veces más del caudal de agua, cantidad que requiere un sistema de rociadores automáticos de respuesta rápida aproximadamente.

Los criterios de diseño en el sistema de supresión de incendios deben de considerar además de la clasificación del riesgo y altura de almacenamiento de los materiales de construcción del edificio, si resultan combustibles o no combustibles, así como los materiales acabados, los cuales se clasifican con base a su propagación del fuego y generación de humo. Todo esto debe estar basado conforme a normas técnicas internacionales reconocidas y que garantizan su correcto desempeño.

Como podemos ver los centros comerciales por la importancia que tienen deben estar comprometidos en proteger y salvaguardar la vida de las personas que lo ocupan, por lo que diseño y construcción debe estar orientado a este objetivo además de que desde la concepción se deben considerar sistemas que ayuden a prevenir en caso de un incendio. En este sentido, la detección temprana y oportuna juega un papel fundamental que puede hacer la diferencia para evitar una posible tragedia y pérdidas millonarias.