Detección de hidrógeno

Una detección a tiempo y un control fiable del hidrógeno, es una parte esencial de la seguridad dentro del activo a proteger.

Los sistemas de detección de hidrógeno están pensados para monitorear la acumulación de gas de hidrógeno en instalaciones donde puede mezclarse con suficiente aire para convertirse en un gas altamente inflamable, que puede encenderse con sólo una chispa.

El sensor es el componente más importante en el diseño de estos sistemas, ya que convierte la variable de medición. En el ámbito de la detección de hidrógeno en la industria se usan en particular dos tecnologías de sensores: electroquímica y catalítica.

Sensores electroquímicos: Cuando se detecta el gas, se genera una pequeña carga eléctrica químicamente entre dos electrodos y se muestra en el transmisor, y la intensidad de la señal es proporcional a la concentración. Los sensores tienen que ser capaces de soportar las duras condiciones que se dan en industria.

Sensores catalíticos: La detección de gases se realiza mediante un proceso de oxidación. Se requiere aire (oxígeno), combustible y una sustancia que permite la reacción entre los dos, incrementando la temperatura lo que genera una señal de medición de un catalizador que permita detectar la proporción de gas inflamable en el aire ambiente. El centro del sensor catalítico consiste en un par de pellistores que brindan resistencia eléctrica idéntica en condiciones de aire limpio. Cuando el gas inflamable está presente, la cuenta activa cataliza las moléculas de gas combustible, mientras que la inactiva equilibra la reacción de las cuentas y los cambios normales en el ambiente.

Servicios Relacionados

Estamos listos para atender tus necesidades

Llena este formulario para que uno de nuestros expertos asesore tu organización personalmente, y podamos ofrecerte soluciones integrales inmediatamente.