Sistemas de CO2

Los sistemas de supresión a base de bióxido de carbono (CO2) son una de las mejores soluciones para protección contra incendio. Brindan protección para fuegos de clase A, B o C; su versatilidad y beneficios han generado una importante demanda en cuanto a temas de protección contra incendios.

Su método de extinción es por desplazamiento de oxígeno, por lo que su aplicación debe restringirse para áreas normalmente no ocupadas. Los sistemas de CO2 pueden ser de:

Alta presión: Se colocan una serie de cilindros del mismo tamaño interconectados con mangueras y tuberías para descargar en un área en específico, el control de descarga puede ser eléctrico, neumático y manual.

Baja presión: Se instala un tanque de tamaño mayor debido a la cantidad de agente supresor (mayor a 4,000 lbs). Este sistema, por cuestiones propias de almacenaje, debe contar con un sistema propio de refrigeración.

Estos sistemas pueden ser de aplicación local para proteger un equipo o zona específica, o de inundación total para proteger una instalación por completo.

Servicios Relacionados

Estamos listos para atender tus necesidades

Llena este formulario para que uno de nuestros expertos asesore tu organización personalmente, y podamos ofrecerte soluciones integrales inmediatamente.